lunes, 19 de abril de 2010

Baul de Recuerdos



La semana pasada rescaté del fondo de un armario unas pequeñas cajas de zapatos que cumplen la función de Baules de Recuerdos. Guardo ahí papeles que no tienen ningún otro tipo de valor que no sea el sentimental, el asociativo que uno le entrega con un hecho, un recuerdo, un sentimiento, no paran en la basura por esa conexión que uno hace. Guardo Cartas recibidas, fotos, alguna que otra cosa escrita. Stickers que no usé nunca por que me gustaban demasiado como para hacerlo, postales que compré en algún lugar. Cosas que hablan de uno y que al retomarlas te asombras de las cosas que pensaste, que hacías, que esperabas. Es una linda experiencia. Todos deberíamos tener un baúl de recuerdos al cual acudir cada cierto tiempo. No considero que sea aferrarse al pasado, es simplemente disfrutar lo que fue y tener una instancia para comparar lo que eras y lo que eres.

Muchas veces guardamos en nuestras cajitas sueños, posibilidades, deseos. Y por error los dejamos olvidados en la esquina más oscura de la misma. Pero eso no me ha pasado a mi y mi corazón se emociona al darse cuenta que el mismo espíritu que encuentra en esa cajita es el que tiene hoy en día, se ha asegurado siempre cargar en sus bolsillos todos los sueños, anhelos e ideas y cada latido que da tiene ese impulso mágico que le entregan todos aquellos pensamientos y sentimientos que hacen a la vida una experiencia mágica.


Ahora las postales tendrán destino, los stickers tendrán uso, las fotos tendrán albums, las Cartas tendrán un orden y un lugar más visible para retomarlas frecuentemente. Algunos papeles cumplieron su función y se botaron, otros se siguen guardando.

El tiempo seguirá pasando y algún día futuro volveré a asombrarme con otra cajita de zapatos, llena de recuerdos, con la esperanza que me revele grandes satisfacciones.



2 comentarios:

GrettV dijo...

Yo no se por que soy de esas personas que no guardan las cosas en su baul de recuerdos.

¡Saludos!

oO Mariana Oo dijo...

Yo tengo una cajita llena de cositas así, cartitas y curiosidades, me gusta sacarla y verla de vez en cuando, para recordar viejos tiempos, buenos y malos, es genial tener en mente esos momentos.

Saludos!