jueves, 7 de mayo de 2009

elige cómo pensar tú día


Hoy me sentí bien todo el día.. caminé un poquito más de lo que generalmente camino, pero disfruté de una manera increíble las calles que caminé.. Hoy todo el día he sentido una felicidad interior increíble, de esa que te hace sentir hermosa hasta el último poro de tu cuerpo.

Caminaba en un día medio nublado, medio soleado, con el viento moviendo mi cabello, con música y ritmo en el cuerpo, con pensamientos que me transportaban a donde yo quisiera.. Hoy entendí que podemos lograr ser eternos.

Hoy tenía razones para preocuparme, para desesperame, para amargarme, para enojarme..
Hoy tenía razones para todo, como cualquier día.
Hoy elegí amarrarme a ese sentimiento e intensificarlo, elegí mirar con esos ojos cada cosa.

Hoy viví un día increíble e hize de todo, tal vez no viajé, no conocí a nadie nuevo, no vi a todos los que quiero, no hice nada extraordinario, no sembré un árbol, etc.

Hoy sólo fui yo, mis pensamientos, la ciudad y las mil posibilidades de futuro que tengo en este momento en mis manos.

Hoy, estuve en Europa, Asia, Africa, América, estuve en aviones, trenes, submarinos, hoy me saqué fotos en millones de partes distintas y compartí con cientos de personas que todavía no conozco.

Hoy, me miré al espejo y el tiempo, entre otras cosas, se reflejaba en mi rostro... me senté en mi lugar favorito, en la hora precisa del día con una de mis canciones favoritas en el ambiente, observé el más bello horizonte, cerré los ojos y miré hacia atrás en un flashback único y me di cuenta que no tenía nada de qué arrepentirme, que mi vida fue lo que hice de ella, que cada momento fue increíble, que fue la vida más hermosa que alguien pudo haber vivido. Me di cuenta que talvez no fui una gran personalidad, no hice grandes aportes a la humanidad en el campo del saber, no inventé nada, no escribí un best seller, ni postulados filosóficos nuevos, no fui famosa, ni actriz, ni cantante, ni autora, ni escritora, ni dramaturga, ni compositora... no salí en la tele, no salí en la radio, con suerte tuve mi rinconcito en la web, donde escribía y espero seguir escribiendo todas las ocurrencias que de mi salen. Me di cuenta que el tiempo pasa rápido, pero es eterno mientras estás en él. Respiré y me olvidé de mi misma.

Al abrir los ojos, estaba en mi lugar favorito, observaba el cielo y pensaba... que si lo que acababa de vislumbrar era algún momento de mi lejano futuro, entonces no tenía nada de qué preocuparme soy y seré lo que quiero ser, cada vez, mejor.

En este momento todo es posibles, incluso lo más extraordinario e inalcanzable.

Para mi, en este momento, es la actitud y el sentimiento que me permiten vivir cada día de una manera increíble.

Sólo deseo contagiar a todos los que pueda, a los que conozco o no, a los que me rodean, a los que me leen, a los que quiero, con estas ideas.

Todo está en nuestras mentes y corazones.. elige cómo vivir tú día, tú vida.

2 comentarios:

Lady Lefay dijo...

Hola
solo pasab por aca
(fui a parar aca de pura curiosidad desd el blog de Triana)
Me encanto lo que escribiste
honestamente estuvo increible e inspirador...
Te felicito,me encanto la forma de redaccion que tienes y el contenido de cada parrafo.
Fue una lectura muy agradable de hacer.
y esop...
Te cuidas
bye

abarrios dijo...

Andre!!!!
Efectivamente comparto tus sentimientos..
Estando acá taaaaan lejos, o en Chile, a veces tengo esos momentos que de verdad le hacen sentido al vivir cada momento como si fuera el último...
Y también te enseña que nunca hay q dejar de sorprenderse!!! a veces, hay cosas que pueden estar en tu rutina diaria, pero si se es lo suficientemente curiosa....encuentras algo completamente nuevo!!
Abrazos Andreita!!
Y espero estos momentos te vengan bieen seguidos, como tu dices, depende de ti el que vuelvan a aparecer^^ solo ser tu y ya está!!